Me gustaría empezar este Blog con una obviedad, y es que el número de trabajadores autónomos, freelance, deslocalizados… ha aumentado en los últimos tiempos. Y que principalmente su hábitat natural suele ser una habitación desastre o parte del salón de su casa.

Para muchos de estos profesionales, entre los que me encuentro, el hecho de trabajar desde casa, una vez superada la novedad inicial, llega a agobiarnos e incluso a generar problemas familiares porque no desconectamos y por convertir nuestra casa en una oficina. Nos pueden dar las 12 de la noche y seguimos enganchados al ordenador cuando nos damos cuenta de que sólo hemos salido a la calle para comprar el pan.

En los últimos tiempos hemos visto como han surgido diferentes espacios Coworking. Con algunos Ayuntamientos, como el de Vigo, apoyando o subvencionando parte de las cuotas a los coworkers.

Buscar un Coworking o un Centro de Negocios es como buscar un apartamento. Lo importante es sentirse cómodo. Hay quien lo busca principalmente por su situación, que esté cerca de casa o de sus principales clientes. Algunos profesionales tienen necesidades especiales y buscan un lugar que sea flexible. Otros, en cambio priman que sea acogedor y confortable, y valoran principalmente la comodidad del Plug & Play: poder empezar a trabajar desde el minuto uno sin otras preocupaciones y sin necesidad de tediosos cambios de titularidad de suministros, imposición de fianzas etc. Y también hay quién busca un despacho independiente porque requiere mayor privacidad para desempeñar su trabajo.

Los coworkers se convierten en tus compañeros de oficina (que no de trabajo). Elegir un coworking gestionado por profesionales que se preocupen por generar un buen ambiente de trabajo, favorece que se puedan crear vínculos entre los socios del coworking. Siempre es agradable que un compañero te pueda echar una mano en un momento dado; equipos informáticos que no funcionan, poder resolver una duda legal…

Además, hay que tener en cuenta, que el coste del coworking o Centro de Negocios  es deducible en su totalidad, mientras que la deducción por utilizar el domicilio como lugar de trabajo es un porcentaje mucho más bajo.

En InCube Espacios creamos un nuevo concepto de Centro de Negocios – Coworking, donde puedes encontrar tu despacho privado o el espacio común que necesitas, primando la facilidad del Plug & Play para que, desde el primer momento, puedas enfocar tus esfuerzos en lo realmente importante: TU TRABAJO.

¡Anímate! Ven a conocernos y prueba esta nueva forma de trabajar el tiempo que necesites, sin compromisos y sin presiones.